top of page

Brasil: la lucha de Marielle Franco, más vigente que nunca

Por Fernando de la Cuadra / Socialismo y democracia

¿Qué se sabe hasta ahora con relación a la pregunta que desde hace mucho tiempo viene incomodando a la justicia, los investigadores policiales, la prensa y la opinión pública: ¿Quién mandó matar a Marielle Franco y por qué? A partir de la delación premiada efectuada en noviembre del año pasado por el autor de los disparos a la concejala y su chofer, el ex policial militar Ronnie Lessa, se espera que en los próximos días sea difundido oficialmente –por el Director de la Policía Federal– el nombre del o los mandantes del asesinato y las razones que tuvo o tuvieron para encomendar este atentado.


El nombre de quien ordenó esta acción criminal que se ha filtrado extraoficialmente es el del Consejero del Tribunal de Cuentas del Estado de Rio de Janeiro (TCE-RJ), Domingos Brazão, quien viene desmintiendo categóricamente las acusaciones que pesan en su contra.


La expectativa en torno a los vínculos del clan Bolsonaro con el o los mandantes del crimen sigue siendo alta, considerando que quien ejecutó a Marielle y Anderson era vecino y amigo del ex presidente y un conspicuo miembro de las milicias vinculadas a la familia del ex capitán.


El otro sospechoso de ser un mandante de ambas muertes es Marcelo Siciliano, un ex concejal del Partido Progresista, estrecho aliado del Coronel Mauro Cid, ex ayudante de órdenes del entonces presidente Bolsonaro.


Cid ahora se encuentra en libertad condicional, después de llegar a un acuerdo con la justicia a través de la delación premiada, en donde asumió y comprobó su participación en muchas de las acciones ilícitas realizadas por el Ejecutivo durante el gobierno anterior (Preparación de la minuta de Golpe de Estado, conspiración junto a otros militares contra el Estado Democrático de Derecho, retención de joyas y venta ilegal de relojes de lujo obsequiados al Estado brasileño por otros países, falsificación de certificados de vacuna contra el Covid, difusión de fake news sobre la urnas electrónicas para cuestionar las elecciones de 2022, participación en las llamadas milicias digitales y un largo etcétera).


También aparece como un posible mandante de las ejecuciones, el ex policial militar y luego miliciano, Orlando Oliveira de Araújo, más conocido como Orlando da Curicica. Este personaje ha sido apuntado por un testigo como el verdadero autor intelectual de los delitos, pero hasta el momento no existe la confirmación oficial de su participación en dichas acciones.


La elucidación de los asesinatos de Marielle y Anderson se tornan cada vez más apremiantes en la medida que la actual administración se ha comprometido a esclarecer todas las dimensiones de este crimen bárbaro y dado que, además envuelven a poderosos personajes políticos de la sociedad fluminense y de las milicias que controlan una parte importante del territorio del Estado de Rio de Janeiro.


Por otra parte, las luchas desplegadas por la concejala Marielle Franco continúan totalmente vigentes en el Brasil actual. Como hemos señalado en una columna anterior, Marielle no solamente realizaba una labor extraordinaria entre sus electores, sino que también se fue transformando en una referencia nacional entre todos aquellos que eran y siguen siendo objeto de discriminación y violencia desmedida por parte de las fuerzas policiales y las milicias (El asesinato de Marielle Franco continúa en la impunidad).


En lo que va corrido del año, las fuerzas policiales ya han matado a un número considerable de habitantes en territorios dominados por el tráfico, muchas de las cuales han sido ultimadas en falsos enfrentamientos con las fuerzas de represión. Según los datos recabados por el Grupo de Actuación Especial en Seguridad Pública del Ministerio Público de São Paulo, solamente en el primer bimestre de este año 134 personas ya fueron ejecutadas.


Esto significa que el número de muertes cometidas por policías militares en ese Estado aumentó en un 94 % con relación al mismo periodo de 2023. Valga destacar que el gobernador de São Paulo, Tarsicio de Freitas, es hasta el día de hoy un fuerte aliado del ex presidente Bolsonaro y mantiene entre sus equipos administrativos a muchos adherentes de las huestes de extrema derecha que apoyaron la intentona golpista del 8 de enero de 2023.


Otro tema sobre el que seguramente Marielle estaría comprometida en su denuncia dice relación con el femicidio, un problema endémico en Brasil. En efecto, la violencia contra las mujeres adultas, jóvenes, adolescentes y niñas se encuentra presente ya hace varias décadas. Desde el asedio moral y sexual hasta el femicidio, diferentes dimensiones de estas violencias marcan la experiencia de vida de miles de mujeres en todo el país.


En el último informe del Foro Brasileño de Seguridad Pública se constata que durante el primer semestre de 2023 el número de estupros y femicidios registraron un aumento de 14.9% y 3.0% respectivamente, con relación a igual periodo de 2022. Ello a pesar de que desde el año 2015 existe una Ley del Feminicidio que reconoce y penaliza la especificidad de esta violencia.


La violencia ejercida contra miembros de la comunidad LGBTQIA+ era otro fenómeno sobre el cual actuaba con enorme dedicación Marielle. Con relación a esta temática, según la información levantada por el Grupo Gay Bahía (GGB), la organización LGBT más antigua de América Latina, la cifra de muertes violentas de esta población fue de 257 vidas segadas durante el año pasado.


Este preocupante índice mantiene a Brasil en la cúspide como la nación más letal por causa de la homotransfobia en el mundo. Según la organización GGB, estos números podrían ser aún mayores, debido a que trabajan con cifras extraoficiales colectadas en sitios de Internet o denuncias directas y también porque en muchas oportunidades es omitida la orientación sexual o identidad de género relacionada con estas muertes.


Estas y otras cuestiones formaban parte de las preocupaciones y del trabajo parlamentario de Marielle. De acuerdo con un levantamiento realizado por la Cámara Municipal de Rio, en solo 13 meses de ocupar el cargo de concejala, Marielle elaboró 118 propuestas, entre proyectos, requerimientos, mociones, oficios y enmiendas. De ellos se destacan 17 proyectos de ley, especialmente en defensa de los Derechos de la Mujer (Comisión de la cual era presidenta), por el fin de la violencia policial y miliciana en las comunidades, en proyectos de inclusión de los grupos LGBTQIAP+ y en programas de inserción de los pobladores de las comunidades más carentes.


Por lo mismo, las batallas interminables emprendidas de Marielle dejan un legado enorme. Primero, la creación del Instituto Marielle Franco en 2019 que ha asumido los compromisos de vida y las banderas que ella enarboló durante su mandato. Para eso el Instituto viene desplegando una serie de actividades, primero, para dilucidar la verdad sobre los crímenes cometidos contra Marielle y Anderson y, simultáneamente, se ha propuesto la “misión de inspirar, conectar y potencializar a las mujeres negras, personas LGBTQIA+ y periféricas para seguir moviendo las estructuras de la sociedad por un mundo más justo e igualitario” (Instituto Marielle Franco).


Posteriormente, en el año 2020 fueron ratificados un conjunto de compromisos por parte de actores políticos y de la sociedad civil que recogen el legado dejado por la concejala del PSOL (Partido Socialismo y Libertad). Estos compromisos incluyen la lucha antirracista, la reivindicación de los derechos de las mujeres, los grupos LGBTQIAP+, las mejorías en los servicios de educación, salud y vivienda, la justicia ambiental y climática, además de una constelación de demandas de los pobladores de comunidades pobres (favelas) y de los habitantes de las periferias.


Como señaló apropiadamente la diputada estadual Renata Sousa, también del PSOL, “Marielle era demasiado grande para que una sola persona representase toda su lucha. La grandeza de Marielle representa la lucha por una nueva sociedad. Y el principal recado dejado por ella es que la humanidad no se deshumanice. Marielle está presente en todas las luchas contra las desigualdades sociales, en especial contra las desigualdades de género, raza y clase”.


El día 14 de marzo también se ha transformado en el “Día Marielle Franco – Día de lucha contra el genocidio de la Mujer Negra”, que ya se ha instalado en el calendario oficial de actividades del Estado de Rio de Janeiro. Esta fecha también puede adquirir un carácter nacional en caso de que el Congreso Nacional apruebe el proyecto de ley enviado por el Presidente Lula da Silva en marzo del año pasado.


En estos seis años desde su martirio, el rostro de la concejala aparece en millares de camisetas, murales y grafitis no solo en Brasil, sino que por todo el planeta. Homenajes a su vida y a su obra se vienen realizando en diversos países y a la demanda por justicia se suman todas las luchas que Marielle asumió durante su corta y fecunda vida.

Por eso repetimos junto con todos quienes se inspiran en el trabajo realizado por Marielle Franco, que las semillas sembradas por ella germinarán y permanecerán en el pensamiento y en la acción de miles de ciudadanos que claman al unísono: Que la lucha continúe aproximando a los luchadores. ¡Marielle presente!

Kommentarer


bottom of page