top of page

El asesinato de un joven de 17 años por la policía desata la furia en Francia


(Foto: Revolution Permanente)


En un nuevo caso de gatillo fácil y brutalidad policial que ha generado repudio y conmoción, la policía francesa mató el martes a un estudiante de secundaria de 17 años de origen argelino durante un control de tránsito en la ciudad de Nanterre. El episodio ocurrió a plena luz del día y fue captado en video por testigos, lo que hizo que las imágenes se viralizaran rápidamente en las redes sociales. Allí se observa cómo los agentes disparan a quemarropa al joven, llamado Naël, lo que descartaría la figura de “legítima defensa” que a menudo es utilizado para encubrir casos de abuso policial.


El hecho ha desencadenado una ola de protestas en todo el país. En la primera noche de manifestaciones, hubo una treintena de detenidos y más de cuarenta vehículos incendiados. Al día siguiente, al menos 150 personas fueron arrestadas, mientras la revuelta se generalizó y radicalizó en las periferias de París y otras ciudades francesas. Frente a esta creciente agitación social, el presidente Emmanuel Macron ordenó un mayor despliegue policial, lo que se teme contribuya a aumentar las tensiones.


El caso se suma a una lista cada vez más larga de asesinatos policiales en los que la "negativa de cumplimiento a la orden de alto" se ha convertido en una justificación para la violencia desproporcionada y letal, que se da casualmente principalmente sobre residentes de barrios populares periféricos, en su mayoría jóvenes afrodescendientes o árabes.


Ya en 2020, miles de personas habían salido a las calles en toda Francia para exigir el fin de los abusos policiales. Sin embargo, esta modalidad se enmarca en el accionar habitual de un régimen que utiliza la violencia estatal además para disuadir manifestaciones populares ciudadanas, como el movimiento de los Chalecos Amarillos y las protestas contra la reforma previsional de Macron que pretendía entre otras cosas subir la edad jubilatoria.


En un orden social que se sostiene sobre la represión armada de las fuerzas de seguridad, evidentemente algo no anda bien.


Comments


bottom of page