top of page

Franja de Gaza, la “prisión a cielo abierto” que Israel amenaza con reducir a escombros

Por Gustavo Montengro / Prensa Obrera

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, informó que está en marcha un operativo feroz contra el pueblo palestino. “Estamos poniendo un completo asedio a Gaza… Sin electricidad, comida, agua, combustible… está todo cerrado (…) Estamos luchando contra animales y actuamos en consecuencia”.


La Franja de Gaza es un pequeño enclave costero de 360km2 en que dos millones de personas sobreviven en condiciones de extrema pobreza y hacinamiento desde el bloqueo impuesto en 2007 por Israel, con el apoyo de Egipto. Fue declarada “inhabitable” por la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina. El 80% de su población depende de la ayuda humanitaria. Cuenta con una única central eléctrica que no alcanza a abastecer a toda la población, por lo que se requiere suministro externo y los apagones son frecuentes.


Ahora, el gobierno de Benjamin Netanyahu amenaza con una operación terrestre inédita, “larga y difícil”, para convertir en “ruinas” las posiciones de Hamas y otros grupos armados, y exige a los civiles que se vayan del lugar, a sabiendas de que no pueden hacerlo debido a que la Franja es una verdadera “prisión a cielo abierto”.


El Estado israelí se apropió de la Franja en 1967, junto a otros territorios, tras la llamada “guerra de los seis días”, y se retiró del enclave en 2005. Sin embargo, tras el triunfo electoral de Hamas en 2006, impuso un bloqueo terrestre y marítimo que el actual ministro de Defensa promete llevar al paroxismo.


Desde la imposición del bloqueo contra la Franja de Gaza, Israel ejecutó también varias operaciones militares para sofocar la resistencia de su pueblo. La primera de ellas, “Plomo Fundido”, en 2008, dejó 1.400 palestinos muertos e incluyó el uso de fósforo blanco por parte de las tropas israelíes. Le siguieron “Pilar de defensa” (2012, 167 muertos) y “Margen protector” (2014, 2.300 muertos). Y estas son, en verdad, apenas, las acciones más sobresalientes de una miríada de agresiones.


A partir de 2018, comenzaron a realizarse en forma semanal las llamadas “marchas por el retorno”, reivindicando el derecho al regreso de la población palestina que fue expulsada de sus tierras durante la formación del Estado de Israel, en 1948. En el curso de un año de estas manifestaciones en la frontera gazatí-israelí, las fuerzas sionistas asesinaron a más de 250 personas e hirieron a diez mil.


En mayo de 2021, las fuerzas israelíes lanzaron la última gran ofensiva de bombardeos contra Gaza, en el marco de grandes movilizaciones en todo el territorio palestino desatadas por la militarización de la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén. Aquel operativo dejó 232 palestinos muertos, daños en escuelas, la destrucción de 17 mil viviendas y forzaron el cierre del único laboratorio contra el Covid.


La desproporción de víctimas entre los bandos es abismal, como registran las estadísticas documentadas por las propias Naciones Unidas. Mientras que Israel cuenta con uno de los ejércitos más importantes del mundo, pertrechado por los Estados Unidos, y dispone de un escudo antimisiles llamado “domo de hierro” que intercepta casi todos los lanzamientos de cohetes palestinos, los bombardeos israelíes hacen estragos sobre la población civil de la Franja.


Alguna vez, el expremier Yitzhak Rabin sostuvo que lo mejor sería que al enclave se lo tragara el mar, pero que lamentablemente eso no iba a suceder. Las operaciones militares recurrentes han sido bautizadas, en la jerga sionista, como “cortar el pasto”, o sea, desmalezarlo periódicamente de “terroristas”. Israel dice que lleva a cabo una “guerra” contra Hamas y otras formaciones armadas, pero en realidad la resistencia proviene de un pueblo entero.

Cronología


1967: Israel captura la Franja de Gaza, en el marco de la “guerra de los seis días”.


2005: Israel se retira del enclave.


2007: imposición del bloqueo terrestre y marítimo, tras el triunfo electoral de Hamas.


2008: la operación “Plomo Fundido” deja alrededor de 1.400 palestinos muertos.


2012: operación “Pilar de Defensa”, 167 palestinos muertos.


2014: operativo “Margen protector”, con más de 2 mil víctimas palestinas.


2018-2019: marchas en la frontera por el derecho al retorno. 250 manifestantes asesinados.


2021: nuevos bombardeos dejan más de 200 muertos.


2023: Israel lanza el operativo “Espadas de hierro”, dejando cerca de 500 muertos solo en los primeros días.

Comments


bottom of page