top of page

Inundaciones en Libia: otra catástrofe climática y humanitaria


(Foto: AFP)


La inundación en la ciudad de Derna y otras zonas aledañas en la costa noreste de Libia a raíz de la tormenta Daniel ha ocasionado una crisis humanitaria sin precedentes en el norte del continente africano. Ya se habla de más de 6.800 muertos, pero se estima que podría llegar a haber hasta 20 mil víctimas. La región se vio sumergida por olas de siete metros de altura que destruyeron todo a su paso.


A las lluvias de más de 400 milímetros y la marea producida por Daniel, tormenta que ya había afectado a otras zonas del Mediterráeno, principalmente a Grecia, se le sumaron la rotura de dos presas que protegen a la ciudad de un curso aluvional que desemboca en su zona céntrica.


Barrios enteros de Derna, y sus habitantes desaparecieron arrastrados por el agua tras el colapso de las dos vetustas presas, creando una situación catastrófica.


La ciudad ha quedado prácticamente aislada por el colapso de las rutas que conducen hasta allí. Las provisiones y equipos médicos tienen su base en la ciudad de Bengasi, a casi 300 kilómetros, lo que dificulta la llegada de auxilio a la población. La falta completa de previsión ante la llegada de la tormenta Daniel ha agravado la situación.


Las morgues están llenas en los hospitales que permanecen fuera de servicio a pesar de la desesperada necesidad de tratar a los sobrevivientes


Desde la caída de Muamar Gadafi en 2011 en el contexto de la Primavera Árabe, Libia se encuentra en una inestabilidad política e institucional y un marco de guerra civil, actualmente dividida en dos administraciones estatales, una en la parte occidental y otra en la oriental. Las facciones del este y el oeste han decidido realizar un cese al fuego y las hostilidades debido a la catástrofe con el fin de ayudar a la población.


Derma se encuentra en la zona oriental, bajo la facción militar dirigida por Khalifa Haftar y el Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés), que no cuenta con el reconocimiento internacional de la ONU ni de organismos internacionales de peso, más afines al otro bando, por lo que la ayuda será enviada a través de Unicef y ONGs.


La devastación provocada por la tormenta Daniel expone la creciente crisis climática y humanitaria que enfrenta el mundo y el rumbo de barbarie que ha adoptado la sociedad capitalista.

תגובות


bottom of page