top of page

La extrema derecha alemana gana una gobernación por primera vez desde el nazismo


(Foto: Ferdinand Merzbach AFP)


Con el 52,8 por ciento de los votos en el ballotage, Robert Sesselmann acaba de convertirse en el nuevo gobernador electo del distrito de Sonneberg, de poco más de 50 mil habitantes, en Alemania, en representación del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD), surgido hace diez años en el espectro conservador nacionalista. Si bien se lo suele distinguir del neonazismo, algunas corrientes internas del espacio coquetean un poco con esos movimientos más radicalizados y xenófobos.


Abogado laboralista de 50 años, la candidatura de Sesselmann supo capitalizar la ola de descontento popular que existe con el oficialismo nacional del canciller socialdemócrata Olaf Scholz, que gobierna en coalición con el Partido Verde y los Demócratas Libres (FDP), en ocasiones con disputas internas. También la inquietud que genera en la población la recesión económica y la inmigración. De esta forma, el partido de derecha logró imponerse en la elección, a pesar de que todo el arco opositor había cerrado filas con el otro candidato que accedió al ballotage, Jürgen Köpper, de la Democracia Cristiana.


Entusiasmado por el triunfo, AfD planea presentar un candidato a canciller en las elecciones federales de 2025. "Estamos camino de ser un partido de masas. Podemos hacer historia el año que viene", expresó Sesselmann en su discurso poselectoral. Los sondeos reflejan un fuerte crecimiento del espacio a nivel nacional.


Comentarios


bottom of page