top of page

Mezquitas: la injerencia político-religiosa del Estado turco en Alemania

Por Oriol Sabata / Nueva Revolución

¿Debería permitirse que un Estado financie centros religiosos en otro país? Esta es la pregunta lógica que uno se hace al saber que Turquía destina millones de liras para la construcción de mezquitas en Alemania.


El caso más llamativo es el de la mezquita central de la ciudad de Colonia, que fue inaugurada el año 2019 por el propio Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Se trata de una de las mayores mezquitas de Europa, con un aforo de 1.250 personas. Lo más sorprendente de todo es que algunos dirigentes alemanes también acudieron a la inauguración de este centro. Probablemente buscando el voto del electorado musulmán e inmigrante. Recordemos que en Alemania vive actualmente una comunidad de turcos que supera los 3 millones.


Movimientos progresistas laicos críticos con la proliferación de lugares de culto religioso en Alemania y en particular con el avance del Islam en el país, aseguran que las mezquitas se han convertido en «sucursales de poder» de Turquía. Una especie de Estado dentro de otro Estado. Con toda la problemática y la injerencia que esto conlleva. Cabe destacar que los imanes que dirigen estos centros religiosos son formados en Ankara y enviados posteriormente a Alemania a sueldo del Estado turco. Los pagos a los imanes se vehiculan a través de la embajada y los consulados turcos.


¿Quién articula todo esto?


La Unión Turco-Islámica de Asuntos Religiosos (DITIB), fundada en 1984 y con sede en Colonia, es la organización islámica más grande de Alemania y depende directamente del despacho de Asuntos Religiosos de Turquía. Para hacernos una idea del auge islámico que se ha producido, el año de su fundación había en Alemania 135 asociaciones mientras que en la actualidad hay 960. En cuatro décadas se han creado 795 asociaciones islámicas religiosas. Podemos imaginarnos el creciente poder de influencia y adoctrinamiento que tiene esto sobre la población local. Según informan en el sitio web de DITIB, esta organización aglutina y coordina a más del 70% de los musulmanes que viven en Alemania.


Lo más grave de todo es que el Ministerio del Interior alemán financió con hasta 6 millones de euros de dinero público a la DITIB entre 2012 y 2018. A partir de ese año Alemania cortó la financiación debido a que dicha organización se negó a participar en una manifestación contra el terrorismo islamista convocada en la ciudad de Colonia en el año 2017.


En un artículo publicado en la revista Unsere Zeit, órgano de expresión del Partido Comunista Alemán (DKP), Jürgen Köster califica a la DITIB como una tapadera de Turquía, tras la cual, en sus mezquitas, la gente reza por la guerra contra los kurdos y niega el genocidio de la población armenia. Köster también asegura que tras esta organización se encuentra el movimiento de extrema derecha turco Ülkücü, conocido popularmente como Lobos Grises y de carácter panturquista. Actualmente es un importante aliado estratégico del partido de Gobierno del AKP de Erdogan.


Un proceso que no se detiene


Lejos de detenerse este fenómeno, el poder de la DITIB crece con la construcción de nuevas mezquitas. Esta organización ya cuenta con centros en las ciudades de Frankfurt, Dortmund, Dusseldorf, Berlín, Leipzig, Nuremberg y Hamburgo, y trabaja para la apertura de nuevas mezquitas en localidades como Solingen o Wuppertal. En esta última ciudad, el Ayuntamiento vendió un terreno en el centro de Elberfeld a la DITIB para la construcción de un nuevo centro Islámico. Una iniciativa ciudadana que ya cuenta con más de 11.600 firmas de ciudadanos trata de frenar este proyecto. Una plataforma que se está movilizando para poner freno a la influencia de DITIB. Frente a esto, la administración municipal ha llegado a contratar a un bufete de abogados para tratar de declarar como no válida la iniciativa ciudadana.


Auge de la extrema derecha


Bajo el pretexto de la libertad de culto y la tolerancia religiosa, Turquía ejerce su poder de influencia a través de las mezquitas. Y lo hace con el beneplácito de las autoridades alemanas, contribuyendo con estas decisiones a un importante retroceso en el seno de la sociedad en lo que se refiere a la emancipación de la mujer, el laicismo y el progreso.


Una dinámica que no solo no fomenta la integración ni la asimilación en la cultura de acogida sino que da pie a la edificación de una sociedad musulmana paralela en la que dicha comunidad vive al margen de los valores y el estilo de vida occidental bajo guetos.


Por miedo a ser acusada de islamofobia y racismo, la izquierda, que tradicionalmente había defendido una sociedad laica y progresista libre del yugo de la religión, parece haber renunciado a dar esta batalla, dejando en bandeja esta cuestión a la extrema derecha representada hoy por Alternativa por Alemania (AfD). Este movimiento ultra se ha disparado en las encuestas y figura ya como la segunda fuerza en intención de voto con expectativas de llegar a gobernar el país.


¿Provocará la amenaza de la extrema derecha la emergencia de una nueva fuerza progresista y desacomplejada?


Notas:

Erdogan inaugura la mezquita más grande de Alemania entre manifestaciones y críticas

https://es.euronews.com/2018/09/30/erdogan-inaugura-la-mezquita-mas-grande-de-alemania-entre-manifestaciones-y-criticas


Unión Turco-Islámica de Asuntos Religiosos

https://www.ditib.de


¿Qué hay tras DITIB?

https://www.unsere-zeit.de/moschee-neubau-verdraengt-autonomes-zentrum-4781559/


Ülkücü: La extrema derecha turca

https://www.verfassungsschutz.de/SharedDocs/publikationen/DE/auslandsbezogener-extremismus/2023-08-tuerkischer-rechtsextremismus-die-grauen-woelfe-in-deutschland.pdf?__blob=publicationFile&v=6


Lobos Grises: la organización de extrema derecha más grande de Alemania

https://www.bpb.de/themen/rechtsextremismus/dossier-rechtsextremismus/260333/graue-woelfe-die-groesste-rechtsextreme-organisation-in-deutschland/

Commenti


bottom of page