top of page

La paradoja de Erdogan: subyugación de los kurdos versus liberación de Palestina

Los nacionalistas e islamistas de Turquía valoran más la subyugación de Diyarbakır (Amed, capital histórica de Kurdistán) que la liberación de Gaza, argumentó Ender Öndeş en su última columna para el diario Yeni Yaşam publicada este jueves. Por eso, a pesar de su retórica pública pro-islámica y sus críticas a las acciones de Israel contra los palestinos, Turquía ha mantenido importantes asociaciones económicas y militares con Tel Aviv, dijo el comentarista político.


Öndeş afirmó que el volumen comercial de Turquía con Israel ha aumentado un 532% en las últimas dos décadas. A pesar de los enfrentamientos violentos periódicos, como el ataque de Israel a una flotilla humanitaria turca con destino a Gaza en 2010, las relaciones económicas entre los dos gigantes se han mantenido sólidas.


“Mientras, por un lado, se hacen declaraciones como ‘Israel es un Estado terrorista ocupante’, por el otro la continuación a toda velocidad de las relaciones comerciales/militares revela la clásica hipocresía del AKP (el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo de Turquía)”, destacó Öndeş.


En el artículo también profundizó en los acuerdos militares de las dos naciones. Estos incluyen la modernización de los aviones de combate F4 y F5, los tanques M60A1 y el intercambio de pilotos para entrenamiento. “A los pilotos israelíes se les ha permitido realizar ejercicios de vuelo en el campo de tiro de Konya, en Turquía, mientras que a los pilotos turcos se les ha permitido practicar en el campo de tiro computarizado en el espacio aéreo de Nevatim en Israel. Estos son acuerdos conocidos. Sin embargo, no se conoce del todo el alcance de los acuerdos militares secretos”, añadió Öndeş.


Los conflictos recientes en Medio Oriente han llegado en un momento inconveniente para el AKP, lo que ha obligado a adoptar un tono más moderado en la retórica. Öndeş explicó que mientras Turquía continúa sus ataques a infraestructuras civiles en el norte y el este de Siria, la escalada del conflicto palestino-israelí se ha producido simultáneamente, creando una situación delicada para el presidente Recep Tayyip Erdogan. A pesar de su historial de uso de una retórica apasionada y de fomento de manifestaciones públicas, Öndeş señaló que el mandatario turco se ha mantenido inusualmente comedido.


Öndeş también mencionó que Turquía fue uno de los primeros países en reconocer la legitimidad del Estado de Israel y ha tenido una relación compleja con el país desde su creación en 1948. Esto incluye cooperación en materia de seguridad e inteligencia, y relaciones especiales con otros países del mundo y regiones como Arabia Saudita y Egipto. “Incluso si hay giros plagados de crisis, la cooperación de ‘seguridad’ de Turquía con Israel apenas se ha interrumpido desde los años 1960”, afirmó Öndeş.


“El apoyo de Siria al PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) fue una función importante que desarrolló rápidamente las relaciones entre Turquía e Israel”, dijo Öndeş, destacando el papel del intercambio de inteligencia contra las amenazas comunes percibidas. “Ya no es un secreto que el gobierno del AKP, que está dispuesto a cooperar con todos contra el movimiento kurdo, valora a Amed más que a Gaza, y que detrás de todos los discursos grandilocuentes se mantienen profundas relaciones comerciales y militares”.


Öndeş señaló la hipocresía del gobierno del AKP al mantener una retórica pro-islámica a menudo contraria a sus acciones. “La doble postura del gobierno no sólo es contradictoria sino que también plantea dudas sobre su sostenibilidad a largo plazo”, advirtió.

תגובות


bottom of page