top of page

Libia: 55 muertos en un choque entre milicias que jaquean la estabilidad institucional


(Foto: Reuters)


Violentos combates entre dos milicias en Trípoli, capital de Libia, terminaron con al menos 55 muertos y reavivaron la dificultad de llevar adelante un proceso político de transición debido a la influencia de grupos armados, que se multiplicaron tras el derrocamiento y asesinato del dictador Muamar Gadafi en 2011, quien gobernó 42 años.


Estas bandas fueron ganando poder por sus vínculos tribales y económicos, incluyendo actividades ilícitas, hasta hacerse con el control de territorios específicos, llegando a vincularse con instituciones oficiales y actuar como poderes fácticos. El motivo de la disputa entre organizaciones suele ser el control territorial.


Las facciones que se enfrentaron en esta ocasión son la Brigada 444, que cuenta con cierta legitimidad por sus operaciones contra el tráfico de personas y el contrabando; y las Fuerzas Especiales de Disuasión "Rada", milicia ultraconservadora que opera de forma independiente bajo los auspicios del Ministerio del Interior. Familias enteras habían quedado atrapadas en medio de la balaecera en que se cruzaron. Se alcanzó una tregua a través de la mediación del Gobierno de Unidad Nacional, que controla el oeste del país, donde se observa este crecimiento de la inseguridad público por la rivalidad interna de grupos.


Actualmente Libia está dividida en dos administraciones estatales, una en la parte occidental y otra en la oriental. Ambas condenaron la violencia y lamentaron las víctimas. Los dos gobiernos venían planeando la elaboración de una hoja de ruta política en común para avanzar en la convocatoria de elecciones parlamentarias y presidenciales y unificar el país, que tras el fin de la era Gadafi, en el marco de la denominada Primavera Árabe, no ha logrado una estabilidad institucional.


Desmoronado ese régimen dictatorial de más cuatro décadas, devino un período de caos y batallas tribales. Una vez alcanzada algo de calma, asumió el control el Consejo Nacional de Transición, encargado de conformar un gobierno de transición y convocaraelecciones, pero desde el comienzo estuvo plagado de divisiones internas. Finalmente logró designar como primer ministro a Alí Zeidan, quien se vio forzado a abandonar en 2014 al perder una moción de censura, tras lo cual se desató una guerra civil, con distintos grupos intentando hacerse del manejo del país.




Comments


bottom of page